Team Members archivo - El taller de Florita Florituras | El taller de Florita Florituras

Ruth Franganillo

Ruth es una cascada de ideas. Ella quiere saber de todo y hacerlo todo. Probar cosas nuevas es un riesgo, porque cuesta no seguir con ellas para profundizar en lo que ya sabe. Es nuestra maestra de velas, de jardinería y de oficios tradicionales como el dorado. Y de más cosas que no desvelaremos todavía para aumentar el misterio.

Su formación va desde la Escuela de Artes y Oficios de La Palma de Madrid, al Palacio Real de la misma localidad y talleres con maestros internacionales tanto dentro como fuera de España. Su trayectoria profesional no sigue una línea recta, las bifurcaciones aparecen a cada paso y las aprovecha para desarrollarse y aprender. Hoy en día el proyecto de El Taller de Florita Florituras ocupa su corazón junto a su familia. Puedes saber más sobre Ruth Franganillo en su enlace de LinkedIn pinchando aquí.

Margot Fuentes

Margot, es de profesión ingeniera agrónoma y enamorada desde el año 2013 de las muñecas Waldorf y desde entonces dedicada exclusivamente al arte de dar vida a estos maravillosos seres. Aprende de forma autodidacta y se perfecciona con distintas maestras de técnicas tradicionales Waldorf de Alemania y Polonia (Maria Ribbeck de Mariengold y Agnieska Nowak de Lalinda), buscando crear  patrones y diseños con carácter propio que integran simplicidad y la armonía junto con sostenibilidad y respeto al medio ambiente.  Así entonces han nacido de sus manos seres fantásticos, pequeños bebés  y muñecos que esperan a cada niño y niña para acompañarlos en esta travesía amorosa en las distintas etapas de la infancia. Desde el año 2015 enseña el arte de hacer muñecas en escuelas y grupos de madres. Puedes obtener más información en Titi iti dolls y en Instagram y Facebook se muestra parte de su trabajo.

Brina Babini

Brina Babini es artísta y escenógrafa de teatro de figura. Sus obras animan la escena italiana y los festivales europeos más importantes. Su formación principal fue en Cervia, donde se tituló en el Taller de la Escuela de Figura para Títeres, que cuenta con profesorado especializado en escultura y escenografía. Algunos de sus trabajos se encuentran expuestos en museos nacionales, internacionales y colecciones privadas. Algunas de las producciones en las que ha participado como escultora-escenógrafa han sido premiadas y reconocidas, como Gli Olimpici de Là ci darem la mano del maestro Roberto de Simone, el Eolo Awards con Pulcinella a quattro mani de Ronga e Nasuto, y la Marionetta d’Oro con Pulcinella baby de Ronga e Giovannini. Desde el 2010 dirige el Atelier della Luna.

Camino Martínez Marquiegui

Mi nombre es Camino y he creado Camino Green. Espacio itinerante de talleres presenciales y sesiones online de Cosmética Orgánica y Natural donde profundizaremos en formulaciones, conceptos y beneficios reales de esta cosmética libre de tóxicos.

Licenciada en Biología con un Master en Cosmética y Dermofarmacia y un posgrado en Cosmética Natural y Fisioestética, llevo ocho años trabajando en industria cosmética y farmaceútica. El tiempo que estuve trabajando para una marca muy conocida de cosmética me encontraba en el laboratorio día a día productos sintéticos y artificiales y empecé a preguntarme: ¿Qué clase de ingredientes se usan en cosmética?

La piel es el órgano mas grande de nuestro cuerpo y nos protege de viento y marea frente a los agentes externos.

Normalmente tenemos una enorme cantidad de productos cosméticos en nuestra casa. No sabemos qué compramos; qué sustancias aparecen en su formulación; los efectos beneficios, enmascarantes o adversos; de dónde provienen y cómo se lee una etiqueta.

Me gusta ser consciente del cuidado de mi piel y detenerme en mi ritual de belleza dejando atrás el estrés diario, la contaminación de la gran ciudad y las prisas, me gusta utilizar productos con formulaciones que proceden de la naturaleza con verdadero beneficio para la piel y evitar ingredientes sintéticos que la ‘maquillan’ sin apenas obtener beneficios a largo plazo.

Consume menos pero mejor.

 

María Paradela

Creo sinceramente que la madre tierra nos regala maravillas con las que cuidarnos por dentro y por fuera de manera natural, y entonces… ¿por qué no usarlas? No hay planta inservible, solo hay plantas que el hombre no usa, todo forma parte de algo, todos somos parte de ese algo. Mi trabajo no solo se basa en usar una planta, es agradecer a esa planta cuando la recoges, destilas y utilizas. Impregnar de buena energía todo lo que hagas es para mi fundamental. Hace años que descubrí las terapias holísticas, estudié Ayurveda, fitoterapia, flores de Bach, esencias áureas… y casi al mismo tiempo descubrí el mundo de la cosmética natural. Con ese “chimichurri”  de conocimientos me he dedicado a impartir diferentes talleres  enfocados a este mundillo del Háztelo tu mismo. ¡Y me encanta enseñar!  Así que gracias a las terapias descubrí mi verdadera vocación. El contacto con los alumnos y la ilusión con la que lo hago es lo que más me llena.

Sandra Trelis

Desde pequeña ya  me encantaba estar con pinturas,  papeles y tijeras a mi alrededor.  Me entraba una especie de gusanillo y necesitaba dejar lo que fuera para crear algo.

Muy de joven tenía muy claro que quería estudiar con temas relacionados con el mundo del arte. Es por eso que cuando terminé la E.S.O. decidí estudiar bachillerato de Artes en la Escuela de Artes y Oficios La Palma de Madrid. Mientras cursaba mi segundo año de bachillerato fui a una exposición en donde los Esmaltes al Fuego sobre Metal eran los protagonistas y fue en ese momento cuando me enamoré de esta técnica tan brillante y colorida. Cuando terminé segundo de bachillerato e hice la selectividad, dudaba entre ir a la Universidad de Bellas Artes de Madrid o a la Escuela de Artes y Oficios número 3, en donde impartían Esmaltes, Orfebrería y Joyería.  Ya podéis imaginar que me decanté por la Escuela de Joyería. Después de tres años dentro de la escuela, y una vez terminado y aprobado el proyecto final, tuve la suerte de encontrar trabajo como Profesora de Esmalte al fuego en el Centro Cultural José de Espronceda de Madrid,  en el que llevo ya 12 años impartiendo clases. A la vez he podido intercalar otros trabajos como profesora de cursos monográficos en Adrizar. Al igual que yo he impartido esos cursos he seguido creciendo en conocimientos yendo a otros cursos con grandes profesores.

A lo largo de estos años me ha encantado descubrir que el alumnado es una fuente importante de sabiduría,  es decir que al igual que el profesor enseña al alumno su materia, el alumno también enseña al profesor.